miércoles, 22 de abril de 2015

martes, 21 de abril de 2015

lunes, 13 de abril de 2015

DESCUBREN UNA FOSA COMÚN NAZI QUE PODRÍA CONTENER LOS RESTOS DE ANA FRANK. DIARIO ABC.


    La fosa común ha sido encontrada en las cercanías del campo de concentración de Bergen-Belsen (Alemania), donde la pequeña Ana murió de tifus a la edad de 15 años.


FUENTE: http://www.abc.es/cultura/20150413/abci-frank-restos-nazi-201504131236.html

Texto ABC



     Con la llegada del 70 aniversario de la fecha en la que (oficialmente) murió la pequeña Ana Frank, también están llegando multitud de novedades sobre misterios que aún quedaban por resolver sobre su persona. Así pues, si hace un par de semanas un estudio señalaba que la judía falleció antes de lo que se creía, ahora es Jens-Christian Wagner (el director del Memorial de Bergen-Belsen, el campo de concentración en el que murió la joven) quien afirma que los restos perdidos de la niña podrían hallarse en una fosa común recién descubierta.
     La zona en la que se cree que se encuentran los restos de Frank se halla en las inmediaciones del campo del susodicho campo –el lugar en el que la pequeña pasó sus últimos momentos antes de fallecer de tifus unos meses antes de que los aliados liberaran el emplazamiento-. Wagner también ha declarado que también podrían hallarse en la misma los huesos de Margot, la hermana de la niña que falleció poco antes que ella- y Jan Verschure, un miembro de la resistencia holandesa.
De esta forma, los restos de Ana -que dejó este mundo a los 15 años después de haber escrito un diario en el que explicaba pormenorizadamente como se había escondido en un sótano de Ámsterdam de las tropas de las SS- podrían haber sido encontrados 85 años después de su nacimiento. Un descubrimiento que, en palabras de Wagner, hay que agradecer a un equipo de investigadores holandeses que han logrado hallar el emplazamiento de la fosa basándose en las declaraciones de varios supervivientes.
     Por su par, el nieto del fallecido Verschure Paul -encargado de la investigación- ha logrado hallar la fosa gracias a un mapa que le entregó uno de los supervivientes. Este documento les permitió encontrar una zanja de 16 metros de largo por 4 de ancho. El lugar, en palabras del investigador, se encuentra situado en el extremo de la antigua carretea principal del campo de concentración (donde, hasta ahora, sólo parecía haber hierba).
     Ivar Schute, uno de los arqueólogos que ha colaborado en la búsqueda del emplazamiento, señaló también al medio alemán «Nieuwsuur» que supo al instante que lo que habían encontrado era una fosa común. Unas construcciones, por otro lado, muy usuales en Bergen-Belsen para tratar de evitar que enfermedades como el tifus se expandieran por la zona y para enterrar a los fallecidos por orden de la «solución final» alemana. Dos motivos que provocaron la muerte de más de 10.000 presos.
     Sin embargo, la indagación parece tornarse difícil, pues –según ha afirmado Wagner a una televisión local- de momento no se ha podido investigar a fondo en la fosa: «Hemos consultado a la comunidad judía de la Baja Sajonia y, de acuerdo a las leyes religiosas, no se permiten realizar excavaciones. Es por eso que todavía no hemos podido empezar. En cualquier caso, todo el campo ha sido declarado un cementerio».

domingo, 5 de abril de 2015

LA HISTORIA DE LOS GUARDIAS CIVILES QUE COMBATIERON EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.


    Como lectura sobre la II Guerra Mundial y la participación de la División Azul en el Frente Oriental, podemos leer este interesante artículo del diario ABC que reproducimos en el siguiente enlace:

 http://www.abc.es/espana/20150405/abci-guardias-civiles-segunda-guerra-201504041936.html


Breve información sobre la División Azul:
    La División Azul: Unidad militar española de voluntarios que luchó en el frente ruso durante el transcurso de la II Guerra Mundial, desde 1941 hasta 1944, y que estuvo encuadrada en el XVIII ejército alemán, al mando del general Lindemann.
     En junio del año 1941, la ofensiva alemana lanzada contra la URSS ofreció a España la posibilidad de cumplir sus compromisos ideológicos y militares contraídos con las potencias del Eje. Ramón Serrano Súñer, ministro de gobierno de Francisco Franco, encontró en dicha agresión germana el pretexto perfecto para dar rienda suelta a su germanofilia y a su anticomunismo visceral, planteando la ayuda de España al Eje en términos de “lucha contra el comunismo”. Franco, en principio reacio a ayudar directamente al Eje e implicarse en la contienda, no tuvo más remedio que aceptar el envío de contingentes españoles al frente ruso.

     Nada más finalizar la Guerra Civil española, el bando franquista vencedor alentó y propagó por todo el país un ambiente antiliberal y anticomunista que fue aprovechado por los elementos más radicales del gobierno franquista. El día 24 de junio del año 1941, se organizó en Madrid una manifestación antisoviética encabezada por Serrano Súñer, José Luis Arrese, el general Días de Villegas y el periódico Arriba, los cuales compitieron por resaltar en la predicación de la “nueva cruzada”. Días más tarde, Arrese pidió formalmente a Franco la formación de una legión de voluntarios dispuestos a combatir en el frente ruso. El Alto Estado Militar accedió con la exigencia de que los cuadros de mando debían ser, al menos, militares profesionales.

     Finalmente, el 28 de junio, Serrano Súñer abrió oficialmente las oficinas de reclutamiento que recibieron miles de voluntarios, la mayor parte de ellos falangistas, jóvenes atraídos por el brillo de la acción y por la propaganda, aventureros de toda clase y condición social, parados, etc. Los jefes y oficiales, al no ser voluntarios, fueron obligados a ir al frente ruso. El grueso total de la división alcanzó la siguiente cifra: 641 oficiales y jefes; 2.272 mandos intermedios; 15.750 soldados. El mando supremo de la división lo ostentó el general Muñoz Grandes, y posteriormente el también general Esteban Infantes.

    El día 5 de julio del mismo año partió para el frente ruso la denominada División Azul. Su primer destino fue Alemania, donde sus miembros fueron insertados en las tropas alemanas que tenían que dirigirse al frente ruso. Desde Alemania tuvieron que recorrer a pie los 1.400 kms que había hasta el frente de Leningrado. Una vez en el frente de batalla, entraron en combate en las operaciones efectuadas sobre el lago Ilmen, desde octubre del mismo año hasta agosto de 1942. Posteriormente fueron trasladados a los suburbios de Leningrado, donde participaron en cruentas operaciones y tuvieron la misión de cubrir extensas zonas del frente, todo ello a pesar de carecer de la cobertura de la aviación y sin tanques de apoyo. La dureza de las condiciones militares y climáticas que tuvieron que soportar se constató en el alto número de bajas que sufrieron: 5.000 muertos, 2.000 mutilados y 600 prisioneros, estos últimos retenidos en la URSS hasta el año 1955, en que fueron repatriados.

    En octubre del año 1943 comenzó la retirada paulatina de la primera línea de las tropas españolas, constituyéndose en su lugar la llamada Legión Española, compuesta por unos 2.000 hombres articulados en tres batallones, que permanecieron en el frente hasta abril del año 1944, fecha de la retirada total de todos los efectivos españoles, con la excepción de algunos elementos integrados en las SS alemanas.

Get In Touch

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...